Blogia
PETRA V.1.0

Me perturbas, muñeco

Me perturbas, muñeco Corrían, aunque en realidad volaban, los ochenta aún cuando vi por TVE “tiempo de amar, tiempo de morir” con el guapo John Gavin. La cosa no va por crítica fílmica, eso me da igual, lo interesante en este caso es que estaba doblado con una voz (española) profunda, ronca, que me parecía adecuada a su imagen. Curiosamente, días después, me tocó ver, esta vez por la tv argentina, la misma película. Pero, para mi desencanto, John tenía una voz (mexicana) algo suave, melosa que me perturbó, et pourquoi?

Recordé esto después de leer a Tono y sus divagaciones transexuales. También he permutado mi identidad sexual alguna vez por la red, cuando he jugado. Y es curioso, si pones un nombre femenino algo estereotipado, tus rivales te tratan con cierta suavidad, te van explicando todo, puedes llegar a sentir que eres una subnormal sin vuelta. Si es que no te toca algún desesperado, que ya te quiere ver por webcam en ropa interior y danzándole el baile de los 7 velos. Ahora bien, si el nick lleva un nombre de hombre y juegas con una mujer, también la experiencia tiene sus bemoles. Ya no eres la retrasada mental de antes, pero eres algo como el superhéroe de alguna novela, pasas a ser un ente “acosado” por tu contrincante. Descubrí que lo más adecuado era echarse 20 o 30 años más, ser tratada como abuelita es más grato, y si pierdes hasta te consuelan. Perturbador. And, why?

Marina, argentina ella, psicóloga, me contaba una vez de una cita con un muchacho que de veras le gustaba mucho:
-y vos no sabés, ahí estaba: estúpida, ¡me puse estúpida, ché!... ¿vos sabés que llegué a decirle?...mira vós que retarada... me puse a tocar unas ligustrinas que habían ahí y le dije que si no pensaba qué bonitas las plantas, ché... y le pregunté qué eran... ¡ché, eran ligustrinas!, ¡y yo le pregunté que eran!... ¿vos pensás qué habrá pensado entonces?, esta tipa es re-ta-ra-da!...-. Es sabido que cuando nos enamoramos, nos ponemos estúpidos, patéticos es mi visión cariñosa del asunto, pero nos quedamos a veces con el estereotipo, pareciera que debiéramos siempre estar en ese estado. Me perturba. E perchè?

La parte más patética, de este cuasi lamento sexista, es la parte del desempeño laboral. Ahí salen los cuatro demonios que duermen en una. No se trata de quien te abre la puerta o quien te habilita la silla, eso es parte de la cortesía, como lo es el servir el café al amigo o no dejarle fregar los platos, cosas que se llevan bien, tiene su cosa cariñosa, es parte del contrato cultural. Lo inquietante es cuando el lenguaje que se usa en una reunión se torna incómodo, es decir, cincuenta disculpas para una, por todos los “el gueón”, “la cagá”, “la gueᔠque se emiten. Es cuando me dan ganas de decirle que no me ofende tal léxico, pero “que hablai como las güevas, hablai como las güevas”, pero una asiente, echando mano a todas esas cositas que tu padre te enseñó para que parecieras “señorita”. Al final de la reunión, fuiste taaaan “señorita” que nadie se dio cuenta que estaba frente a un par profesional. Lamentable. Und warum?

No busco respuestas, faltaría más; me interesa algo mucho más sencillo. Quiero mayor transparencia. Aquel o aquella que aprendió a desenvolverse de maravilla en un mundo de estereotipos, cuyo lado más agobiante es el sexismo, debiera saber respetar a aquel o aquella cuya visión es diferente, que no sólo hay que ser “homosexual” o “heteresexual” en la vida, hay miles de formas más que ofrece este ser y estar en la vida humana. Es cosa de salir a descubrirlo imagino.

Insondables misterios de la mente, los estereotipos ideados, heredados y tal.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

IEVI -

Joe el Misterioso -

pfff, cuando pienso que me tomo varios años para sacarme del lomo un poco del machismo chileno aqui en Francia.

Seguro, problemas con respecto a la educacion personal, o bien de estar acostumbrado a como son las cosas, y creer que en todas partes es igual, etc, etc...

petra -

Coincido con Claudio, es decir, he visto como un diabético deja de consumir a pesar suyo todos los majares dulces de la vida por mantenerse sano. Algo similar ocurre con ciertas conductas... Es cosa de práctica.
cariños. P.

AM -

Bueno propongo reinventarse de vez en cuando, todos los días es cansador, peor aun cuando una rutina extraña te obliga a andar en micros lentas, peligrosas y particularmente repletas por la mañana más fría de los últimos tiempos

amelia -

Petra: me sentí super identificada con lo que escribiste y me declaro una rebelde sin causa en eso, peleo contra el sexismo a veces a extremos, odio las diferencias, pero Roberto tiene razón, viene de fábrica, el punto es que cuando asumes que esa matriz molesta uno debe eliminarla, y a partir de ahí mostrar al mundo que es diferente. Sé que es sólo un grano de arena + otro grano de arena, pero somos millones las que estamos en eso, y sé que millones de hombres tb.
Besos, amelia

Claudio -

Mmmmh... hay gente que no sigue el jueguit, y por eso es tachada de conflictiva. Pero en realidad requiere un esfuerzo consciente. La lucha contra la programación es permanente... aunque la práctica la empieza a hacer menos pesada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

juan -

Petra, razonable, comprensible pero hoy inevitable. Son tantos los tabúes de la educación y tantos los desencuentros de la experiencia que uno o una no puede dejar de equivocarse en la forma de los tratos. En esa misma diversidad de sujetos y ansias de tratamiento se esconde una bonita parte de las relaciones: cada cual exige ser tratado conforme es y siente, y no necesariamente según su(s) sexo(s). ¿Y por qué? Pos eso, que en la diversidad (por fortuna) nos desencontramos todos, alguna vez.
Besos. J.

Tono -

Ya, ya lei bien.
Y me causo empatia, lo que escribiste.
Saludos
:)

Roberto -

Te he leído un par de veces, y eso que ni me mojé. No sé, todos esos conflictos de sexismo, identidad de género y sobretodo los estereotipos vienen dentro de los paradigmas de la fábrica de donde salimos. La escuela, la family, la tele, las propìas relaciones contribuyen a este imbunche. Voy por la reinvención, a pesar del saturao AM. (Sorry, Es que no hay otra)

Zuirdj -

Creo saber hacia dónde apuntas. Es verdad, muchas veces nos olvidamos de la diversidad. De gustos, de pensamientos, de sensaciones. La vida, nunca de polos opuestos, siempre llena de matices. Quizás lo que complota contra la tolerancia sea el afán de aquellos de explotar la diferencia casi morbosamente. Aunque hay algunos intolerantes que no tienen perdón... ojalá lo tenga yo algún día...

Tono -

Perta voy a tener que leer de nuevo, llegue nadando a la casa. Pero es demasiado ad-hoc a la sesion que tuve ayer.
Volvere por mas , muahahaha.

petra -

uuy, mi querido AM (en horario PM, ji), la cosa no va por el género ni esas vainas... quizás otra cosa es el discurso.
Litio suena bien, me da la sensación de que uno con eso queda fosforescente.
slds. P.

AM -

Es que pertenecer a un género no tiene vuelta cultural, el otro día no más en la tele le daban vuelta el porrongo a un tio y se lo dejaban cual linda vallaina y a alguna tal vez le gustaría lucir gónadas peludas, pasa algo parecido con los "gestos" para extirparlos -si es que vale la pena hacerlo- hay que operar la cultura y la sociedad en eso se toma su tiempo y como que para electroshocks sociales estamos saturaos, yo estoy saturao, saturao de gorilismos, de posmodernismos, de modernismos, de nostalgia y de "reinventarse todos los días"... como dicen ahora en la radio, "es no menor" o "eso la lleva", estoy saturado de infoxicaciones... litio necesito litio litioooooooo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres